Vivienda entre medianeras de dos plantas con patio interior, salón-comedor, cuatro dormitorios, dos baños y cocina. La presencia de la luz natural en todas las estancias es la esencia del proyecto. El lucernario sobre la escalera aporta una gran luminosidad y amplitud al espacio interior.