Se trata de la construcción de una vivienda autopromovida entre medianeras.

El edificio se compone de un volumen principal de vivienda con un patio tradicional al fondo y otro patio integrado en el salón. Se trata de un edificio entre medianeras, de 2 plantas de altura y una anchura mínima de 6 m. y máxima de 8 m. con medianería irregular. Las cubiertas son inclinadas de teja cerámica a dos aguas (una vierte a la calle y otra al patio).

El programa de necesidades que se recibe por parte de la propiedad para la redacción del proyecto se refiere a las necesidades residenciales de una pareja joven, tres dormitorios, salón-comedor, cocina, dos baños, garaje y trastero y dos patios. El patio interior aporta iluminación y ventilación natural al salón-comedor considerandose como elemento vital de la vivienda.