Se trata de la reforma integral de una vivienda situada en un edificio plurifamiliar. El bloque de viviendas tiene una edad aproximada de 50 años. La vivienda original se componía de 3 dormitorios, un baño, cocina-comedor y salón.

El programa de necesidades que se recibe por parte de la propiedad para la redacción del proyecto se refiere a la reforma integral de la vivienda, incluyendo demolición interior de la vivienda, redistribución de espacios y usos, instalación de nuevas redes de electricidad y abastecimiento de agua, así como adecuación a las necesidades de aislamiento térmico y acústico.

La vivienda consta de vestíbulo, salón-comedor-cocina en la que se incluye un espacio adecuado para el estudio, dos dormitorios, un baño y un aseo.